stats for wordpress
content top

Puddle Jumpers, los protagonistas del verano

Puddle Jumpers

La época estival se despide lentamente. Aunque no son pocos los que deciden darse un merecido respiro a lo largo del mes de septiembre, es innegable que la recta final de agosto marca el regreso a la rutina, el cierre de todas esas piscinas en las que hemos combatido el calor y en definitiva la llegada de un tiempo cada vez más fresco. En Sevylor, un poquito nostálgicos, nos hemos puesto a hacer  memoria y hemos querido recordar todo lo que las mamás blogueras han dicho de nuestros divertidos Puddle Jumpers tras probarlos. A juzgar por los comentarios nuestros originales chalecos salvavidas infantiles no sólo han sido capaces de pasar el examen de las mamás, sino también el de los peques. Y si no, mira:

Mi hija de tres años y medio ni se acuerda de quitárselo fuera del agua. Por lo que hemos probado, permite un movimiento natural y una mayor libertad para nadar y explorar, tanto boca arriba como boca abajo, haciendo pie en lugares donde cubre, siempre con ayuda de los padres, por supuesto.

Eva Paris

«Bebés y más»

Es un flotador totalmente seguro, que además garantiza la libertad de movimientos del peque.El niño podrá nadar, voltearse, chapotear y jugar en el agua tranquilamente al tiempo que seguro.

Belén

«Mamá sin complejos»

La flotabilidad que ofrecen los Puddle Jumpers es excelente, permite a mi hija nadar completamente estirada como los niños más mayores y mantenerse perfectamente a flote. Además, ella está encantada de llevarlo, así que, supongo que le resulta cómodo para nadar.

Lady A

«La mamá vaca»

El chaleco está hecho de un material que flota, por lo que no hay que estar inflando y desinflando y, además, tampoco hay posibilidad de que se pinche, lo que supone una gran ventaja, sobre todo con nuestro historial de juguetes y flotadores piscineros pinchados.

Eloísa

«Una maternidad diferente»

A mi niña de dos años le flipa nadar con ellos en la piscina, y la verdad que sí dan mucha seguridad.

Isabel García

«Mi vida con hijos»

No cabe la menor duda, el verano 2011 será recordado como un verano Puddle Jumper, sin lugar a dudas. ¡Ahora nos toca conquistar el otoño en las piscinas cubiertas! 😉



Leave a Reply