stats for wordpress
content top

Di adiós al síndrome postvacacional

Es obvio que el final de las vacaciones está muy próximo. Tal vez eres uno de los muchos que a medida que se acercan los últimos días del mes de agosto comienza a sentirse apático, melancólico, desmotivado e incluso irritado. ¡Ni qué decir que los primeros días de incorporación a nuestra rutina se transforman para ti en una auténtica tragedia! Estás siendo víctima del conocido como síndrome postvacacional. O lo que es lo mismo, el resultado de tener que volver a adaptarte a tu ritmo de vida habitual. Desde Aerobed queremos poner un poco de equilibrio a tu regreso de las vacaciones con una serie de pequeños consejos, de modo que toma buena nota. ¡Verás qué bien te van!:

  • Ideas claras e importancia justa: Es conveniente que tengas claro que el síndrome postvacacional es algo común y que resulta transitorio. Del mismo modo resulta esencial evitar darle demasiada importancia. Todo esto puede parecer obvio, pero si lo tenemos claro, estaremos en el buen camino.
  • El descanso es fundamental: Intenta dormir más horas los primeros días de incorporación a tu trabajo o rutina diaria. Si es necesario, acuéstate más temprano de lo normal. Al menos hasta que tu cuerpo y tu mente vuelvan a coger el ritmo.
  • Optimismo ante todo: Te ayudará mucho en estos primeros días de regreso el pensar en la cantidad de fines de semana y festivos que hay por delante. Un tiempo del que puedes disponer y disfrutar como mejor te parezca. ¡Y en el que nuestras pilas se recargan de nuevo!
  • ¡Olvida el reloj!: Un buen truco para que los primeros días de jornada laboral no se nos hagan interminables es no mirar el reloj. Deshazte de él y pon tu mente en “blanco”. El tiempo discurrirá de otro modo, ¡ya lo verás!
  • Deporte y dieta sana: Nada como un poco de ejercicio para combatir la apatía. Y si a eso le añadimos una dosis de los mejores alimentos, nuestro estado de ánimo estará de “10”.
  • Márcate nuevas metas: Sin lugar a dudas la vida es de quien sueña, de quien se traza unos objetivos. Así que el mejor modo de combatir el peso de la rutina es fijándote nuevos retos en tu puesto. Te ayudarán a enfrentarte a tu día a día con otra cara.


Leave a Reply