stats for wordpress
content top

Disfruta de un picnic con todas las garantías

En Campingaz nos apasiona el verano. Esta época nos brinda la oportunidad de disfrutar de la playa, la piscina, el campo… es un momento perfecto para sacar el máximo partido a nuestro tiempo libre. Una de las actividades más placenteras que nos solemos plantear a lo largo de estos meses es un picnic. ¿Hay algo mejor que disfrutar de un delicioso picoteo al aire libre? Sin embargo, conviene recordar que siempre que transportamos comida a otros lugares en nuestros tápers o neveras debemos respetar una serie de indicaciones y tener muy presentes los alimentos más recomendables para disfrutar fuera de casa y los que menos.

En la liga de los elementos más recomendables para llevar en nuestro táper figuran por ejemplo los frutos secos y las frutas desecadas. Resultan un picoteo magnífico y no exigen ningún tipo de conservación especial. El yogur y el queso fresco también son bienvenidos, eso sí, siempre y cuando se conserven en frío hasta el momento de consumirlos. Algo que también se debe hacer con nuestro último plato recomendado para un picnic: las ensaladas. ¡Seguro que la amplia gama de neveras Campingaz te resultará muy útil a la hora de mantener en perfecto estado estos refrescantes tentempiés!

De la misma forma que hay toda una serie de alimentos y platos recomendables, hay otros que conviene evitar. Como por ejemplo los huevos y todos aquellos productos que lo contengan, véase las tortillas, los revueltos o las salsas. Los pescados y mariscos -aún estando cocinados- y la carne picada junto con algunos de sus derivados -como por ejemplo las albóndigas- se convierten en otro foco a evitar. La crema pastelera y la nata también resultarán compañeros poco recomendables.

Nuestro post de hoy finaliza con unas pequeñas recomendaciones a tener en cuenta a la hora de dar esquinazo a una intoxicación en todos nuestros picnics. En primer lugar es indispensable no mantener los alimentos a temperatura ambiente durante más de cuatro horas, procurar consumir los platos lo antes posible, lavar las frutas y verduras y almacenar todos los alimentos a temperaturas de refrigeración. Teniendo en cuenta todas estas indicaciones, todo irá sobre ruedas. Así que: ¡Bon appétit!



Leave a Reply