stats for wordpress
content top

Organizar una acampada: empezar y terminar con éxito

Muchos son los que disfrutan de acampadas a lo largo del año, sin embargo, lo que resulta innegable es que a estas alturas -con el verano a la vuelta de la esquina- y con esta temperatura es cuando la mayoría nos animamos con más facilidad a disfrutar del camping. Respondiendo a las dudas e incluso temores que más de un lector tiene a la hora de organizar una acampada, ofrecemos algunas claves básicas para salir airoso a la hora de organizar una “escapada” con amigos o familiares.

Lo primero que debe preocuparnos es encontrar el lugar idóneo, una decisión que obviamente irá en función del tiempo que vayamos a estar acampados. A este respecto y teniendo en cuenta que nosotros seamos los organizadores, será muy importante plantear más de un destino. El tener varias alternativas hará que el proceso de búsqueda sea más fluido y ágil. Es importante que una vez que hayamos encontrado el destino, analicemos e investigamos las áreas disponibles en el mismo para practicar camping. Por otra parte, y teniendo en cuenta que estamos inmersos en pleno 2.0, convendrá tener muy en cuenta que no siempre necesitaremos comunicar todos y cada uno de nuestros avances en la organización del viaje de manera presencial. Internet y redes sociales como Facebook facilitarán la comunicación interna haciendo que todo vaya mucho más rápido.

En lo que respecta al material o equipo básico a llevar, resulta vital elaborar una lista. ¡Sí, ya sabemos que cae de cajón!, pero la mitad de las veces no se hace. Y eso nos lleva a perder el control sobre lo que deberíamos haber llevado o simplemente nos hace cargar con todo tipo de cachivaches de manera innecesaria. Ahora es cuando más de uno y una os estaréis preguntando qué elementos son imprescindibles a la hora de acampar, ¿no? Bien, pues aparte de la tienda de campaña y el saco de dormir, en vuestro equipaje no deberían faltar:

  • Kit de costura, de aseo personal y por supuesto un botiquín que incluya entre otras cosas alcohol, vendas o repelente para mosquitos.
  • Cantimplora, navaja y encendedor.
  • Calzado cómodo -preferiblemente bota- y que en ningún caso sea de estreno.
  • Ropa cómoda, de fácil secado y con tejidos frescos.

Finalmente, no estaría de más tener una agenda básica de actividades establecida; evitará que nos aburramos y hará que aprovechemos el tiempo. Como organizador tienes la posibilidad de plantear noches temáticas o de programar excursiones a poblaciones cercanas. Aquí jugará a tu favor que dejes correr libre tu imaginación. Verás como te ayuda.

Seguro que nos hemos dejado algo en el tintero. Es muy posible, que tú como experto campista manejes algunos otros trucos y consejos que hayamos pasado por alto. ¡Anímate y compártelos con el resto de los usuarios!



Leave a Reply