stats for wordpress
content top

Campamentos de verano para niños: algunas consideraciones

Campamentos de verano

A juzgar por el mes en el que nos encontramos, muchos pensarán que todavía es demasiado temprano para hablar de los campamentos de verano para los más pequeños. Sin embargo, al inevitable hecho de que el tiempo pasa más veloz de lo que pensamos, se une la circunstancia de que cada vez comenzamos a organizar las vacaciones -especialmente las de los niños- más temprano. De modo que puede que este sea un buen momento para reflexionar sobre una de las alternativas a las que los padres han recurrido y recurren de forma tradicional para ocupar el tiempo libre de los más pequeños: los campamentos de verano.

Una de las primeras reflexiones de este post se centra en los elementos que padres y madres deben valorar a la hora de seleccionar un campamento. ¿Cuáles son las características más importantes a tener en cuenta? Sin lugar a dudas 3 factores esenciales que jamás deben faltar son salubridad, seguridad y experiencia del grupo organizador. Sin éstos no iremos a ninguna parte. Valorados estos factores, llega el momento de fijarnos en otros, como por ejemplo la lejanía, la duración del campamento o el tipo de convivencia. Es muy importante que llegados a este punto, justo cuando la elección se centra en capítulos como el tipo de actividades que se desarrollan, que contemos con la participación activa del niño. Resulta primordial que él sienta que forma parte del proceso, del mismo modo que será vital a la hora de acertar con la elección tener en cuenta los gustos del niño y sus capacidades; no olvidemos que éstos determinarán el programa de actividades que mejor se adaptan a él.

Además de la elección, otro de los temas importantes es la edad. ¿Cuál es el momento más propicio para enviar a los niños de campamento? A partir de los 4-5 años cualquier edad es buena, sin embargo el mayor provecho a este tipo de experiencias se extrae a partir de los 12 años. Una etapa en la que los muchachos aprenden a ser más independientes, a dar valor a la seguridad y el afecto de su familia y en definitiva a madurar. Toda una experiencia, que bien llevada y adecuadamente meditada, puede ser inolvidable.



Leave a Reply