stats for wordpress
content top

Rápel: aventura en pendiente

RápelEl rápel es un término de origen francés empleado para denominar un deporte de aventura. Esta disciplina, catalogada como “deporte de riesgo“,   consiste fundamentalmente en el descenso de superficies verticales denominadas “pendientes”. En la práctica del rápel se emplean una amplia variedad de instrumentos: cuerdas, casco de seguridad, arnés, mosquetón, marimba y guantes entre otros. Todas estas herramientas tienen como último y único objetivo garantizar el correcto desarrollo de una actividad que se realizar en lugares en los que el descenso es complicado o inseguro.

El rápel, que comenzó siendo utilizado por los indigenas con la intención de acortar distancias o celebrar ritos de iniciación en la tribu, se ha transformado en una aventura con finalidad recreativa. Una aventura que consta de tres partes esenciales: escalar, otear y descender. Una disciplina en la que podemos encontrar también diferentes sistemas, entre los que destacan:

  • Sistema de fricción con el cuerpo: dentro de éste encontramos las modalidades de rápel de brazo, rápel Dúlfer o a la “española” y la denominada Comichi. Estos modos entrañan un alto riesgo de quemaduras, debido al roce con el cuerpo.
  • Sistema de fricción en mosquetones: encontramos el rápel con mosquetones, el freno con mosquetón y el rápel con nudo dinámico. En esta última modalidad resulta vital extremar el cuidado y la precaución, ya que es un sistema que hace correr mucho la cuerda.
  • Sistema con descensor: incluye el rápel con ocho, con descendedor de poleas, con dispositivos tubulares y con Rack. El segundo tipo resulta especialmente útil durante la práctica de espeleología y por su parte el último, es muy recomendable para descender grandes verticales.

En cuanto al equipo, al que aludíamos de manera breve al  inicio, variará en función del sistema de rápel que empleemos. Serán los sistemas con descensor, de uso común  y considerados más seguros, los que demanden un equipamiento más completo. Por un lado tendremos lo que se denomina como equipo colectivo, usado por más de una persona y empleado para la instalación, integrado por la cuerda, la cinta plana y los mosquetones. En cuanto al equipo individual, figurarán: el arnés de cintura o integral, mosquetón con seguro, un cabo de seguridad, descensor, casco y guantes.

A la vista de todo lo que hemos ido comentando, resulta evidente que la persona interesada en practicar esta disciplina deportiva debe estar en óptimas condiciones físicas, además de procurar rodearse de personas con experiencia dentro de esta actividad.



Leave a Reply